yo en hotel_edited.jpg

Acerca de mí

Saber que se puede

Soy Gemma Guerra de la Fuente, Psicóloga con mención en Psicología de la Salud por la UNED y Experto Superior Universitario en Gestión de Emociones y Mindfulness, en Coaching y Programación Neuro-Lingüística. Colegiado nº: M-37422.

Deseo aproximar y hacer posible el uso de esta ciencia a todas las personas. 

Quiero acompañarte en todas las etapas de la vida, ayudándote a hacer frente a los problemas y retos que puedan surgir.

Para ello pondré todos mis conocimientos a tu servicio, utilizando la Terapia Cognitivo-Conductual, Mindfulness, técnicas de Coaching y de PNL, Terapia basada en la Compasión, Técnicas Proyectivas, en definitiva, todo lo que necesites para lograr un bienestar óptimo.

 
foto cop.jpg

Cómo he llegado hasta aquí

Soy una persona normal que ha dedicado toda la vida a acompañar y ayudar a personas que lo necesitaban, así como a seguir formándose para ser capaz de hacerlo cada vez mejor.


Desde pequeña, sentía curiosidad por el funcionamiento de las personas, primero a nivel biológico y más tarde a nivel mental, comportamental y espiritual. 
En mi adolescencia tardía y en el inicio de mi juventud tuve conocimiento del suicidio de dos personas a las que no conocía, sin embargo, estos sucesos me llevaron a pensar en qué mueve a las personas para llegar a hacer algo así. Pensé que lo peor que le podía pasar a alguien era morir de tristeza y desesperanza. 
Así, decidí que quería ayudar a las personas que por diferentes motivos lo estuviesen pasando mal, para poder evitar en lo posible que ocurriesen estas cosas.
Más tarde, fui descubriendo que las personas necesitan mucho más, acompañamiento ante la pérdida de un familiar, ayuda cuando las preocupaciones nos desbordan,
incluso, en los últimos momentos de la vida, cuando es necesario despedirse de este mundo y aceptar sin temor nuestro destino. 
Algunas veces las personas necesitan clarificar aspectos de su pasado que no pudieron asumir y que siguen arrastrando, que les afecta aún en su presente.
Hay personas que se han pasado la mitad de su vida, viviendo como los demás esperaban y se sienten solos y perdidos.

Los múltiples cambios vitales a los que nos enfrentamos, cambios de trabajo, de domicilio, el nacimiento de los hijos, comienzo de los estudios, nos generan un estrés que, en ocasiones nos supera.
He podido comprobar que la mayoría de nosotros no sabemos quienes somos, ni adonde vamos, porque no nos han enseñado a mirar dentro, nos hacen creer que seremos felices cuando consigamos las "cosas" que queremos y nos pasamos la vida buscando el santo grial, eso que nos traerá la felicidad soñada, un buen trabajo, un coche, una casa, montañas de ropa, zapatos, perfumes, 
lo último en tecnología, una pareja, hijos y así vamos pasando la vida, buscando lo que supuestamente está ahí fuera, sin saber quienes somos, qué es lo que realmente queremos. 
Porque nadie nos contó la verdad. 
Todo lo que necesitas para estar bien, está dentro de ti. Y no importa el motivo por el que no lo hayas descubierto, las carencias emocionales que arrastres, los traumas vividos, 
las pérdidas sufridas, porque ahora, desde tu edad adulta, ya seas joven o anciano, puedes trabajarlo, puedes encontrarlo, puedes regalártelo.
Así, a través del autoconocimiento, de reafirmar nuestra identidad, podemos transcender al materialismo,
a las cosas que no nos aportan esa estabilidad soñada y vivir una Vida Consciente, Con Aceptación, Sin Resignación, Con Compasión y Compromiso.